¿Cómo funciona la energía solar fotovoltaica?

Los paneles solares o fotovoltaicos son una excelente opción para generar energía renovable en los edificios. En esta nota explicamos cómo funcionan y cuáles son sus aplicaciones en nuestros proyectos.

energía solar fotovoltaica_hildebrandt

Una de las grandes preocupaciones de los proyectos arquitectónicos de hoy es el cuidado del medio ambiente. Para esto se han desarrollado distintos sistemas que buscan disminuir el uso de energías contaminantes y aprovechar los recursos naturales.

La energía solar es una de las soluciones que más ha evolucionado, ya que logra un alto rendimiento y eficiencia. Estos sistemas captan la radiación del sol y la transforman en electricidad por medio de paneles fotovoltaicos.

Los paneles solares pueden integrarse tanto en construcciones pequeñas como en grandes edificios, pudiendo cubrir las necesidades eléctricas de las instalaciones o incluso excederlas.

Revisamos el documento “Sistemas fotovoltaicos en Arquitectura y Urbanismo” de la arquitecta e investigadora Jeannette Roldán, para describir sus principales usos y aplicaciones.

Elementos necesarios para usar la energía solar

Para poder captar los rayos solares, transformarlos en energía y usarlos en un edificio o casa, los sistemas cuentan usualmente con los siguientes elementos:

Dependiendo del tamaño de los paneles y las cargas a alimentar, se pueden requerir un mayor o menor número de sistemas de control.

Aplicaciones de la energía solar

En términos generales, existen dos sistemas para aplicar la energía solar fotovoltaica:

En cualquiera de estos sistemas, la energía solar tiene las mismas aplicaciones de la electricidad tradicional. Algunos ejemplos de aplicación son:

Las únicas limitaciones están dadas por los costos iniciales de inversión y el espacio físico que usan los paneles.

Integración de los sistemas fotovoltaicos en la arquitectura

Los sistemas fotovoltaicos pueden considerarse en los edificios desde las primeras etapas de planificación y diseño para maximizar su rendimiento e integrarlos de forma armónica a las estructuras.

Desde este punto de vista, existen tres formas principales de integrarla en los proyectos:

Integración de paneles en fachada

Se refiere a la incorporación de los elementos fotovoltaicos en la envolvente del edificio. Los paneles se pueden instalar de las siguientes formas:

Estas aplicaciones permiten añadir un valor estético y compositivo a la fachada y funcionan también como un elemento para regular la luminosidad que pasa al interior del edificio. Además, tienen un efecto térmico que puede apoyar la aislación.

Integración de paneles en cubierta o techumbre

La instalación más tradicional de los paneles es el techo de los edificios. En este caso se pueden integrar de las siguientes formas:

Integración de paneles en el mobiliario urbano

Los paneles fotovoltaicos pueden abastecer a distintos elementos de los espacios públicos. Además de ser funcionales y garantizar el funcionamiento aún cuando el sistema central falle, pueden aportar valor estético al entorno. Algunos ejemplos de aplicación son:

La energía solar trae grandes beneficios para los proyectos. Además de ser amigable con el medio ambiente (ya que no genera residuos ni produce emisiones), necesita poco mantenimiento, tiene una larga vida útil y puede reducir considerablemente los gastos de un edificio.

En Hildebrandt Gruppe hemos incluido paneles fotovoltaicos en varios de nuestros trabajos. Si tiene un proyecto arquitectónico y busca una empresa que maneje estas tecnologías, nosotros podemos ayudarlo.



* Campos Obligatorios

18.04.2016 | Arquitectura
Comunicar e implementar informacion usando BIM
29.04.2016 | Estrategia
Técnicas de optimización con BIM y energías renovables