Por | Estrategia | 26.10.2015

Oportunidades para el estándar Passivhaus en la vivienda social chilena

Algunos países de europa ya han integrado el estándar Passivhaus como la exigencia mínima de sus viviendas sociales. ¿Cómo podríamos lograr esto es Chile? Basados en el libro “El estándar Passivhaus en Chile” de la Universidad del Bío-bío, analizamos las principales barreras y oportunidades que se presentan en nuestro país.

passivhaus-hildebrandt

En Chile, el gobierno ha intentado generar incentivos para mejorar la eficiencia energética de las viviendas sociales a través de subsidios específicos. El Ministerio del Desarrollo Social ha logrado, por ejemplo, subsidiar la instalación de paneles solares y el mejoramiento térmico. Sin embargo, estos esfuerzos aún son muy modestos y la reglamentación térmica actual sigue un estándar muy bajo en comparación con otros países.

Varias localidades en Europa ya adoptaron el estándar Passivhaus como la norma a seguir en la construcción de viviendas sociales. En Alemania, el programa CEPHEUS construyó el primer edificio social pasivo, el cual logró un ahorro de un 82% en comparación a un condominio normal. Otro ejemplo es el de Inglaterra, donde la asociación Hastoe está a cargo de un proyecto para desarrollar la primera comunidad rural de casas sociales pasivas que cuenten con la certificación Passivhaus. Estos casos están muy lejos de la realidad chilena.

4 aspectos a superar en Chile

Para poder aplicar el estándar passivhaus en la vivienda social chilena, primero debemos superar las barreras descritas en el libro “El estándar Passivhaus en Chile” de la Universidad del Bío-bío. Estas son:

  1. Bajos recursos económicos: Existe una gran diferencia entre el precio de un vivienda pasiva y los subsidios disponibles. Si aplicaramos el estándar con las condiciones actuales, los beneficiados tendrían que pagar casi 15 veces más de lo que pagan actualmente, por lo que no es viable. La solución sería que el Estado cubra la diferencia, entendiendo que todo el país podría beneficiarse con la aplicación del estándar, ya que las condiciones que ofrece contribuyen a disminuir los problemas de salud y el ausentismo laboral.
  2. Falta de tecnologías: En Chile aún no están disponibles las tecnologías de climatización y los materiales necesarios para estas construcciones. Si se introducen al mercado estos sistemas se impulsará la innovación tecnológica en el país. Además, si logran masificarse se conseguiría una disminución de los costos. En un comienzo, las empresas constructoras y las inmobiliarias que entreguen estos productos tendrán una ventaja diferenciadora.
  3. Bajo estándar actual: La reglamentación actual está muy por debajo de las exigencias del estándar, ya que la norma térmica chilena es muy baja. Además, el subsidio actual no alcanza para cubrir la aplicación de las tecnologías necesarias. Si existieran incentivos monetarios para incorporar la eficiencia energética en viviendas sociales podría disminuir de forma considerable el consumo de energía en el sector residencial, el cual representa actualmente el 57% del gasto total en calefacción.
  4. Desinformación: Muchas personas reaccionan con rechazo al conocer la inversión extra que requiere el proyecto. Esto ocurre porque no todos conocen lo que son las casas pasivas y los beneficios que traen en el largo plazo. Para solucionar esto debemos impulsar la asimilación cultural y respaldar los argumentos con datos concretos.

Conclusiones

La aplicación del estándar como normativa obligatoria para la vivienda social en Chile es difícil, pero no por eso imposible. Todas las barreras mencionadas en esta nota representan oportunidades de progreso para nuestro país, por lo que esperamos que en un futuro cercano se materialicen los cambios que permitan homologar la reglamentación actual con el estándar passivhaus y seguir así el ejemplo de Alemania e Inglaterra.

Las ventajas de este cambio beneficiarán a todos por igual, gobierno, comunidades y habitantes de las viviendas sociales. En Hildebrandt Gruppe hacemos nuestro aporte en esta área al ofrecer el desarrollo de proyectos bajo el estándar passivhaus como uno de los servicios de nuestra empresa. Si necesita más información sobre nuestro trabajo puede revisar nuestra página o escribirnos a través de nuestro formulario de contacto.



* Campos Obligatorios

26.10.2015 | Construcción
Recomendaciones para el uso de hospitales modulares en Chile
¿Cómo funciona la climatización geotérmica?