Por | Construcción | 09.11.2015

¿Qué es el facilities management?

Una nueva versión de la administración de edificios permite disminuir los consumos, abaratar costos y mantener los espacios en óptimas condiciones con ayuda de software especializado y técnicas de gestión.

Facility_Management_01

Tradicionalmente, la administración de edificios se ha asociado a los servicios de limpieza, el correo y la seguridad. Sin embargo, el último tiempo se ha desarrollado el concepto de facilities manager, una nueva versión de esta práctica que incluye funciones y responsabilidades más complejas.

Hoy en día los edificios son más grandes y se apoyan en sistemas computarizados que requieren de conocimientos técnicos para su operación y mantenimiento. Estos avances son los que dieron forma a este nuevo rol en la gestión de los edificios y su mantenimiento.

El facilities manager se encarga tanto de los servicios duros como de los blandos. Los primeros son las tareas como la mantención técnica del aire acondicionado y los sistemas de seguridad, mientras que los segundos incluyen la coordinación de las equipos de limpieza y el trabajo de técnicos. El objetivo es crear una administración central de todas las necesidades que puede presentar un edificio para asegurar una gestión que optimice los procesos y abarate costos.

Se puede aplicar en cualquier organización, pública o privada, que requiera de la coordinación de equipos y servicios para su adecuado funcionamiento. Algunos edificios en los que se usa son complejos deportivos, cárceles, hospitales, hoteles, centros comerciales, industrias y oficinas.

Responsabilidades del facilities management

Las funciones del facilities management son clave dentro de una compañía, ya que se ocupa de la administración de una parte importante de los gastos de la empresa. Sus tareas engloban desde la búsqueda del inmueble hasta la optimización en la gestión de su funcionamiento. Algunas de ellas son:

Beneficios

Cuando es bien implementado, el facilities management significa un importante ahorro económico para las compañías y una garantía de que el edificio mantendrá un buen funcionamiento en todos los aspectos.

Entre sus beneficios están:

La mala gestión, por el contrario, puede tener consecuencias como la acumulación de deudas, la disminución de la vida útil de equipos y sistemas, una lenta respuesta frente a problemas y la descoordinación en la contratación de servicios y la compra de productos.

Desafíos a futuro

A medida que evoluciona la tecnología y la complejidad de los edificios, el facilities manager tendrá que enfrentar nuevos desafíos. La eficiencia se deberá orientar a temas como el cuidado del medioambiente y la mantención planificada, trabajando en conjunto con otros sistemas.

El modelo BIM permite asociar el software de facilities manager para monitorear todas las instalaciones en un edificio, así, si ocurre una falla en el sistema, es posible identificarla desde el mismo programa. Los administradores pueden tener un amplio conocimiento sobre las plantas físicas para mejorar su eficiencia y mantener los costos operativos bajos, al mismo tiempo que mantienen o mejoran la calidad de los recursos del edificio y sus servicios.

En Hildebrandt Gruppe desarrollamos desde hace años sistemas de control centralizado, lo que asociado a nuestros modelos BIM, nos permite tener un conocimiento acabado para la implementación del facilities management en nuestros proyectos.



* Campos Obligatorios

09.11.2015 | Arquitectura
Aplicación de sistemas de ventilación en edificios
4 tecnologías para optimizar la eficiencia energética en edificios